4 mil pacientes diabéticos serán atendidos por la Unidad de Atención Primaria de Oftalmología del Servicio Salud Chiloé

El exámen de fondo de ojo o Retinografía es una técnica que permite observar el interior del globo ocular para diagnosticar posibles alteraciones en personas diabéticas o hipertensas.

La Unidad de Atención Primaria de Oftalmología (UAPO) recorre las comunas de Chiloé entregando apoyo en salud a pacientes diabéticos, esta vez, fueron los usuarios de la comuna de Chonchi quienes acudieron hasta el consultorio respectivo de la ciudad de los tres pisos, para ser atendidos por la profesional que realiza los exámenes a los pacientes con diabetes tipo 2 e hipertensión arterial.

Según comenta, Lorena Yáñez, tecnólogo médico de la UAPO, esta unidad recorre 9 de las 10 comunas de Chiloé entregando apoyo en el análisis del Fondo del Ojo o Retinografia, técnica médica que permite visualizar el interior del globo ocular a través de fotografías, agregando que “este es un operativo que busca evaluar a todos los pacientes diabéticos, ya que ellos si no tienen un control pueden sufrir alteraciones en la retina del fondo del ojo y provocar daños en la visión, llegando en algunos casos a la ceguera, entonces la idea del análisis del fondo del ojo es prevenir esta situación”, subrayó Yáñez.
Tal como lo detalla Lorena Yáñez, el exámen se realiza a través de un instrumento óptico que dirige la luz directamente sobre la retina, mediante un espejo que refleja el rayo proveniente de la fuente luminosa, lo que permite al profesional visualizar las posibles alteraciones del paciente, agregando que “el fondo de ojo se realiza con un equipo denominado Cámara Retinal no midriática, que permite evaluar través de una foto y luego nosotros subimos esa fotografía a la plataforma del Ministerio de Salud (teleoftalmología), donde el médico oftalmólogo entrega un informe que se envía a los consultorios, y son sus profesionales los que se encargan de entregarle la información al paciente”, apuntó Yáñez
Desde julio del 2016, la UAPO presta atenciones no solo en los consultorios y hospitales comunitarios, sino que además en postas rurales, llegando así la tecnología a los sectores más apartados de la provincia de Chiloé y evitando que los pacientes tengan que viajar hasta el Hospital Base de Castro para realizarse los exámenes.

Una experiencia gratificante, según señaló una de las beneficiarias María Soledad Gajardo, quien padece de diabetes tipo 2 hace 36 años y hace 5 es hipertensa. Comenta la vecina de Chonchi que se reduce notablemente los tiempos de espera, “estas atenciones son muy buenas ya que uno tiene diabetes y nos debemos cuidar muy bien la vista, por eso una vez al año me realizo el exámen, ni siquiera uno tiene que venir acá la hora se me comunica por teléfono y cuando son las atenciones todo es expedito, realmente es un excelente servicio”. En tanto, hace 5 años Domingo Cereceda sufre de diabetes tipo 2 manifiesta que realiza este análisis hace 4 años “me controlo todos los años con los médicos especialistas, trato en lo posible de cuidarme, muchas personas hacen caso omiso a esta enfermedad, pero mientras uno se controle y realicen todos los exámenes todo andará bien, de acuerdo a mi experiencia”, finalizó el vecino de Chonchi.

OPERATIVOS
Los operativos se realizan de lunes a jueves, donde la profesional traslada su equipo a cada una de las comunas, “el viernes los análisis de cada uno de los pacientes se suben a la página de oftalmología del Ministerio de Salud”. En términos de tiempo, éste tiene una extensión de 5 minutos y en el caso que el paciente resulte con una prueba alterada, ya sea con una retinopatía diabética o bien posible catarata, debe viajar hasta el Hospital de Puerto Montt para realizar un tratamiento que consiste en fotocoagulación en el caso de las retinopatías o al Hospital de Castro si es cataratas, “la idea del fondo del ojo es prevenir que los pacientes no lleguen a la ceguera”, agregó la fuente.
Actualmente existen 8 mil pacientes diabéticos inscritos en los diferentes consultorios y hospitales comunitarios de la Provincia de Chiloé y hasta el primer semestre del año 2016 cada consultorio se encargaba de realizar los operativos para reducir las listas de espera, situación que para los beneficiarios del programa tenía una respuesta tardía, realidad muy distinta hoy, ya que actualmente se apuesta a la resolutividad y descongestión del hospital Augusto Riffart de Castro.
“A partir de julio del 2016 el equipo recorre todas las comunas entregando apoyo en salud a los pacientes diabéticos y a pesar de que este estudio tiene una alta demanda en Chiloé, existe desinformación en los pacientes respecto a la importancia de realizarse este análisis por eso hacemos un llamado a los vecinos chilotes a acercarse a sus consultorios e inscribirse”.
En el 2016 se atendieron un total de 1500 pacientes, cifra que este año el Servicio Salud Chiloé pretende triplicar la atención médica en 9 de las 10 comunas de Chiloé, excepto Castro, que cuenta con atención e instrumentos propios para los pacientes diabéticos e hipertensos.

Deja un comentario