CECPAN comienza anillado de cisnes de cuello negro

El procedimiento contribuye a estimar la población reproductiva del cisne en Chiloé para contribuir con el conocimiento y protección de esta especie protegida y su hábitat

El Centro de Estudios y Conservación del Patrimonio Natural (CECPAN) comenzó con el anillado de cisnes de cuello negro en algunas colonias de nidificación de la isla, actividad que sus profesionales realizan cada año en el marco del proyecto “Monitoreo colaborativo de Cisnes de Cuello Negro junto a la comunidad civil de Chiloé”, el cual busca estimar la población reproductiva del cisne en Chiloé y contribuir con el conocimiento y protección de esta especie y su hábitat.

Gracias al anillado de estas aves se pueden obtener datos importantes para su conservación como son los desplazamientos para alimentarse o descansar, el éxito reproductivo de las parejas, entre otros. Gracias a este procedimiento la ONG ha podido demostrar que el éxito reproductivo de la especie va a la baja, lo cual significa que se encuentra en peligro.

Por esta razón, resulta importante que la comunidad tenga claro las siguientes recomendaciones para contribuir a la conservación del cisne de cuello negro en el archipiélago: mantener una distancia prudente, mínimo 50 metros, cuando se transite por el borde costero y se encuentren con cisnes en sus nidos y no acercarse para evitar que los cisnes se alejen de los huevos o polluelos dejándolos propensos al ataque de depredadores y, en caso de mayor intervención, al abandono definitivo de los nidos. Para quienes deseen lograr una fotografía de las aves se recomienda tener paciencia, no realizar movimientos bruscos y esperar a que los cisnes se acerquen, en especial cuando se están alimentando, ya que cuando están en tierra se sienten mucho más vulnerables por nuestra presencia.

Este estudio y el anillado de la especie protegida, cisne de cuello negro, desarrollado por la ONG es autorizado por la autoridad correspondiente que es el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG). Este trabajo se ejecuta tomando en consideración los diversos factores que afectan las colonias de nidificación, por lo cual se realiza el anillado y estudio de las colonias en el menor tiempo posible y asegurando en todo momento el bienestar del ave. Los anillos y collares utilizados quedan sueltos y no les causan ningún daño, prueba de esto es que cisnes anillados el año pasado se encuentran anidando en esta temporada.

Cabe señalar que los principales objetivos del proyecto “Monitoreo colaborativo de Cisnes de Cuello Negro junto a la comunidad civil de Chiloé” apuntan a lograr estimar la población de cisnes de cuello negro que habita la zona costera oriental de Chiloé y cuantificar la población reproductiva de cisnes en toda la zona monitoreada. Por otra parte, también contempla un trabajo directo con la comunidad con el objetivo de identificar actores locales que puedan actuar como monitores y protectores de la actividad de los cisnes y riesgos asociados a las zonas de reproducción, además de lograr crear conciencia en la comunidad acerca de la importancia de conservar esta especie, aportando conocimiento sobre su valor como tal y como parte de nuestro paisaje.

Fuente: Cecpan