Comunicado público Movimiento Salvemos Mar Brava


Respecto al fallo del recurso de casación resuelto por corte suprema y nuevas acciones para la no construcción del Parque Eólico Chiloé

El Movimiento de Defensa de Mar Brava – Lacuy ha trabajado durante 7 años por la protección del sector de Mar Brava (al Oeste de Ancud), el cual se encuentra amenazado por la construcción de una megaindustria eólica bajo el nombre “Proyecto Parque Eólico Chiloé”, de la empresa chileno-sueca Ecopower, cuyo gerente es Julio Albarrán.

Debido a las incompetencias e intereses individuales y políticos del Servicio de Evaluación Ambiental de la Región de Los Lagos y de su Director Alfredo Wendt y las falencias de este Sistema; de la parcialidad del Comité de Ministros por la Sustentabilidad (representantes de los sectores productivos del país); y potenciado además por la débil legislación ambiental junto con la inexistencia de un Ministerio de Medio Ambiente que proteja de manera efectiva nuestra naturaleza; y sumado al reciente fallo de la Corte Suprema frente al recurso de casación interpuesto en octubre de 2017, hoy se da termino al proceso de judicialización por la vía de objetar la Resolución de Calificación Ambiental a través del proceso de participación ciudadana, que permitió que durante 31 meses Mar Brava se encontrara libre de los impactos del nefasto proyecto Parque Eólico Chiloé. Si bien hemos agotado ésta vía, continuaremos evaluando otras líneas de acción judicial que nos permitan mantener la protección del territorio de Mar Brava como lo hemos hecho hasta ahora.

Debemos aclarar que ante la mirada de toda la comunidad que defiende Mar Brava, el fallo recientemente emitido no significa en ninguna forma que el proyecto está libre de impactos, los cuales son de carácter irreversibles (afectación a: la salud humana, sitios arqueológicos, sitios ancestrales, fauna marina y terrestre). El fallo que da luz verde una vez más al proyecto es solo una muestra más del funcionamiento enajenado, centralizado, economicista y de injusticia social bajo el cual opera la institucionalidad ambiental chilena. Por ello, los adherentes a este comunicado expresamos nuestro total rechazo a la construcción del Parque Eólico Chiloé en Mar Brava, Ancud.

Los habitantes de Mar Brava, buscamos el desarrollo y bienestar bajo reales criterios de sustentabilidad, y no aceptaremos que Mar Brava, Ancud y Chiloé sean vistos como zona de sacrificio en pro de los beneficios que exportaría este proyecto hacia al continente.

Es por ello, que en esta nueva etapa del movimiento, exigimos a las autoridades locales de la comuna de Ancud, el Alcalde Carlos Gómez Miranda (IND), los concejales María Luisa Rojas Alvarado (DC), Alex Muñoz Muñoz (UDI), Marco Antonio Velásquez Díaz (UDI), Rodolfo Norambuena Fernández (IND – Poder Ciudadano), Eduardo Delgado

González (PPD) y a todos quienes tengan competencia administrativa frente a los proyectos de inversión que se ejecutan en el territorio, que apliquen todas sus capacidades para velar por el cuidado de los recursos naturales de Ancud, bajo un enfoque de desarrollo económico y social realmente sustentable, e impedir la construcción e instalación del proyecto “Parque Eólico Chiloé” y así evitar el sacrificio de la zona noroeste de Ancud en el sector de Mar Brava, favoreciendo con ello la vida de más de 5000 personas que habitan en el sector directamente afectado.

Convocamos a los interesados a apoyar este movimiento, haciéndose parte con la difusión del conflicto y la réplica de acciones como éstas en otros territorios, como una forma de terminar con la desigualdad en el derecho a la naturaleza y los conflictos sociales y ambientales que esta genera.

Vanessa Durán Sanzana
​Vocera de Salvemos Mar Brava

Deja un comentario