Diputado Santana denuncia graves irregularidades en estudios y diseños en la construcción de hospitales de Ancud y Quellon

Anuncia enviar antecedentes a la Contraloría

“Resulta indignante que estos proyectos por los que hemos luchado tantos años, se vean retrasados por la ineptitud del Servicio de Salud de Chiloé”

El diputado Alejandro Santana, dijo que “pondrá los antecedentes en conocimiento de la Contraloría General de la República, para que se pronuncie por una eventual negligencia, graves faltas administrativas y abandono de deberes en la fiscalización de las obras de estudios y diseños en la construcción de los hospitales de la zona, del Servicio de Salud de Chiloé.

Lo anterior dijo Santana radica a que la actual directora del servicio de Salud, Paulina Reinoso, no realizó eficientemente el seguimiento y control de las obras de la empresa DYD quien debía realizar la prestación de los servicios de asesoría de inspección técnica de estudios de normalización de hospitales de Chiloé.

Más grave aún,-dijo Santana-, es el hecho que los contratos de diseño de los hospitales de Ancud y Quellón, se encuentran vencidos. De hecho un par de días antes del vencimiento del contrato, se reunió la Directora del Servicio de Salud, Paulina Reinoso, la empresa DYD y funcionarios del servicio, quienes debían realizar la labor fiscalizadora, concluyendo que las obras no estaban bien ejecutadas, y que no cumplían con el 100% de lo estipulado en bases.

Para el diputado Santana, lo anterior, además de reflejar una grave falta administrativa por parte del servicio de Salud, es aún más grave, por cuanto, sin estos diseños no se puede licitar las obras ni se puede ejecutar la construcción del Hospital de Quellón y Ancud.

“Si a juicio de la Directora hubo incumplimiento por parte de la empresa encargada de validar los informes, debió utilizar las herramientas que dispone el contrato y que supone el pago de multas e indemnizaciones, e incluso la terminación anticipada del contrato para no seguir perdiendo tiempo. No se entiende que por un lado se denuncie a la empresa por incumplimiento, sin embargo no se persigan las responsabilidades; más aún cuando en esto los perjudicados son los chilotes que ven una vez más como se juega con este anhelo de años”.

Agregó que “resulta indignante que estos proyectos por los que hemos luchado tantos años, se vean retrasados por la ineptitud del Servicio de Salud de Chiloé. Acá no solo perdemos tiempo, sino que se despilfarran recursos fiscales. No descartamos responsabilidad de la empresa; pero al menos es posible afirmar que el Servicio no observo la debida diligencia e incurrió en errores inexcusables y que deben sancionarse por la vía administrativa.

Ana Millanao Contreras
Periodista Bancada de Diputados
Renovación Nacional

Deja un comentario