Pacientes chilotes podrán acceder a trombólisis para mejorar las secuelas de los accidentes vasculares y reducir letalidad

Según las estadísticas de la Organización Mundial de la Salud, cada año seis millones de personas en el mundo, fallecen por un ataque cerebral.

En Chile, el accidente cerebro vascular es la primera causa de mortalidad y ocupa el 50% de los pacientes hospitalizados por origen neurológico. En la provincia de Chiloé, existen 200 pacientes al año que sufren un accidente vascular.

Estadísticas que se pretende reducir en términos porcentuales en el archipiélago, lo anterior con la implementación de una iniciativa que se concretará a partir de las próximas semanas. Se trata de una propuesta de los neurólogos, patrocinada por el Servicio Salud Chiloé y que tienen que ver con la atención del accidente cerebrovascular, a través del tratamiento de la Trombolisis intravenosa práctica que será ejecutada en los Hospitales de Castro y Ancud.

A juicio de la directora del Servicio Salud Chiloé, Marcela Cárcamo esta acción significa ampliar las prestaciones de salud en urgencia y profundizar la complejidad para tratar este tipo de accidente cerebrovasculares. “Realizar el tratamiento en estos hospitales garantizará la posibilidad de recuperación y las óptimas condiciones de vida para aquellos que sufren accidentes cerebrovasculares mejorando sustantivamente la calidad de vida de los pacientes afectados, es una buena noticia para los pacientes y nuestra motivación es seguir avanzando en estas iniciativas que mejoran la calidad del Servicio en Salud en Chiloé, vayan todas mis felicitaciones al equipo médico del Servicio de salud, a los neurólogos y la subdirección médica que ha impulsado esta iniciativa, creemos que es un avance importante y esperamos que prontamente se comience a replicar”.

Capacitación

El adecuado manejo del infarto cerebrovascular sobre todo en las primeras cuatro horas de evolución, permite reducir la mortalidad y en especial mejora el pronóstico funcional de los pacientes. Este manejo incluye la realización de la Trombólisis intravenosa, vale decir, la incorporación de un fármaco a través de las venas del paciente que va a ayudar a eliminar el coágulo en el caso que se haya confirmado que el usuario sufra de un accidente cerebrovascular. En este sentido, el Servicio Salud Chiloé organizó una capacitación destinada a médicos de urgencia, de Atención Primaria, de la Unidad de Paciente Crítico, internistas, neurólogos, enfermeras y profesionales del SAMU, con el objetivo de educar al personal de salud en relación a la Trombólisis y sus efectos tras los accidentes cerebrovasculares.

Fernando Maldonado neurólogo de los hospitales de Castro y Quellón, destacó la importancia de esta iniciativa. “La implementación de una Trombólisis intravenosa en accidente cerebrovascular, se asocia al 30% de reducción de discapacidad en comparación a los pacientes que no reciben esta prestación”.

Sofía Guerrero, neuróloga del Hospital de Castro indicó la importancia que tiene la toma de conciencia en la población y que efectivamente mejore su calidad de vida. “La mejor forma de hacerlo es que las personas se cuiden de la hipertensión, diabetes, del sedentarismo, la idea es no llegar a la etapa donde se tiene que tratar el desastre, sino que la población isleña se resguarde desde siempre”.

Si el paciente es hipertenso o diabético es necesario llevar un adecuado control y tratamiento de estas enfermedades, finalizó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *