Preocupación por mal estado de la ruta que une Queilen y Chonchi

Así lo manifestó el Alcalde Marcos Vargas Oyarzún, quien señaló que se han realizado los oficios pertinentes desde hace bastante tiempo a la Dirección Provincial y Regional de Vialidad y a la empresa San Francisco a cargo de la mantención de la ruta y aún no hay ninguna solución.

Siete meses han pasado ya del pasado terremoto que afectó a la isla de Chiloé. Sin embargo, la ruta que une la comuna de Queilen con Chonchi sigue con problemas estructurales principalmente a la altura del cruce Pilpilehue y en otros sectores. Es por esta razón, que el Alcalde de la comuna de Queilen, hace un llamado público a la Dirección Provincial y Regional de Vialidad y por su intermedio a la empresa San Francisco, encargada de la mantención de esta carretera.

“Han pasado muchos meses esperando que la empresa San Francisco, pueda reparar este tramo del camino que se vió afectado en el terremoto de diciembre del 2016. En su momento entendimos que había otras prioridades en otros caminos de Chiloé. Sin embargo, hoy ya ha pasado bastante tiempo desde aquello y necesitamos una pronta solución a este tema, pues el daño ha ido aumentando y reviste un claro peligro para las personas que transitan desde Castro a Queilen o quienes lo hacen habitualmente por el lugar.

El 8 de mayo, se realizó una sesión del Concejo Municipal, donde se citó al inspector fiscal de vialidad de nuestra zona y a un representante de la empresa San Francisco, en la cual se nos manifestó que en las próximas dos semanas estarían reparados los daños a la carretera, pero de eso han pasado ya dos meses y aún no vemos ningún tipo de arreglo, por lo tanto estamos nuevamente oficiando al Seremi de Obras Públicas y Vialidad, para darle prioridad a este problema, que ha sido preocupación de nosotros como autoridades, de los dirigentes y de los vecinos de la comuna. Hay que recordar que en algunos días más se viene la Fiesta del Reitimiento de Chancho, en la cual se espera la visita de 8 mil personas. Es de esperar que ojalá éste tramo que presenta los mayores daños sea reparado con urgencia, para no tener que lamentar algún accidente, ya que en las fechas del 21 al 23 de julio el flujo de vehículos aumentará considerablemente” Acotó el edil.

El alcalde hizo hincapié en que es absolutamente necesario tomar medidas cuanto antes en el asunto, puesto que, si sumamos los animales en el camino, el mal tiempo, la poca visibilidad y principalmente la escarcha; el riesgo de accidentes aumenta significativamente.

Antes de terminar la autoridad comunal indicó lo siguiente: “No queremos que las personas que vienen a Queilen se encuentren con una carretera dañada. Hemos visto como se han arreglado las otras rutas que fueron afectadas por el terremoto y nosotros seguimos esperando. Como autoridad y Concejo Municipal representamos el sentir de cientos de familias que quieren una pronta solución”. Finalizó el Alcalde Marcos Vargas Oyarzún.

Comunicaciones Municipalidad de Queilen

Deja un comentario